Sobre La Casona de Amandi

Típica casona asturiana de volumen rectangular, destaca la gran galería sostenida por columnas de hierro y orientada al sur con vistas a un espléndido jardín francés con glicinias, tilos, abetos, tuyas y secuoya. Al otro lado de la calle se encuentra la Capilla de San Juan.

La casa fue construida sobre los muros de una antigua herrería en una finca de una hectárea propiedad de los condes de Revillagigedo y es conocida como Quinta La Ballina o Casona de Amandi.

Esta casona, de modestas dimensiones, planta rectangular y dos pisos, tiene asiento en la vega del río Valdediós entre pomares y huertos. En dos caras abre hacia el paisaje amplios portales y galerías y desplaza los locales agrícolas a los lindes norte y oeste de la corrada, cerrando el resto de su contorno con verjas que permiten explayar la vista hacia los prados, antaño cultivos fundamentalmente de kiwi.

El largo frontis raso alcanza dos veces y media su altura en el fondo de la antojana ajardinada, cerrada también por verja. Abre cinco balcones en su piso alto y se corona de tres hiladas cerámicas, sobre las que remonta la galería alta de tres vanos.

Lienzo La Casona de Amandi

Es vetusta construcción a causa de sus proporciones, fina traza y risueño aspecto, que acusa grata relación de la casa con el entorno, a través de portales, verjas, galerías y buhardillas.

La Casona de Amandi no solo cuelga en sus paredes otras obras de arte; también alberga en su interior antigüedades, pianolas, cómodas y arcones del siglo XVIII, además de grabados del románico asturiano.

Este edificio, declarado singular en 1991 y pionero en el turismo rural, alberga en su interior un pedazo de la historia de Villaviciosa, al ser su primigenio propietario uno de sus vecinos más ilustres, el jardín, con casi una hectárea, dispone de otras joyas botánicas como glicinas centenarias, tilos, abetos, tuyas, secuoya y tejo.

La decoración de la casona, que perteneció a Obdulio Fernández, que desde Villaviciosa exportaba sidra al continente americano, es ecléctica, uniendo elementos clásicos y antiguos con otros más modernos.